Patagonia. Perito Moreno y el futuro de los glaciares

A unos 78 km de El Calafate y en el extremo sur frente a la Península de Magallanes, dentro del conocido Parque Nacional de los Glaciares de Argentina, se encuentra uno de los fenómenos más curiosos y sorprendentes de la naturaleza: El Perito Moreno; un gigantesco glaciar de unos 60m. de altura sobre el nivel del mar, 30 km de longitud, 257 km2 de superficie, y abierto en 5km sobre el Canal de los Témpanos, en el Lago Argentino. Su visión es colosal. Sentirse delante de tal fenómeno nos hace vivir la grandeza de la naturaleza.

Bautizado con ese nombre en honor de Francisco Moreno, creador de la Sociedad Científica Argentina y activo explorador de la zona austral de ese país, es una de las reservas de agua dulce más importantes del mundo.

Pero lo más extraordinario no es sólo su inmensidad. El Perito Moreno no deja nunca de avanzar, se calcula que lo hace a unos 2m. al día. Cada tres o cuatro años tiene lugar un fenómeno único, la ruptura del frente del Perito Moreno. Esto sucede cuando el glaciar toca la Península de Magallanes y forma un dique natural de hielo que obstruye la comunicación entre el Brazo Rico y el Canal de los Témpanos. Mientras, las aguas del Lago Argentino siguen su curso de salida hacia el mar a través del Río Santa cruz. Pero el Brazo Rico, al quedar aislado del lago y seguir recibiendo agua de lluvia y del deshielo empieza a subir de nivel. Puede llegar a alcanzar más de 30 m. de desnivel respecto a su estado normal. Es en ese momento cuando el agua ejerce una gran presión sobre esta gran masa de hielo y empieza a filtrarse por el punto donde el hielo es más frágil, hasta que finalmente… el glaciar se perfora, el paso del agua se acelera y finalmente se produce el derrumbe. El hielo del Perito Moreno se resquebraja y gigantescos bloques de hielo caen sobre el Canal, con lo que el paso de agua entre el Brazo Rico y el Canal de los Témpanos se restablece al quedar un canal abierto entre la costa y el Glaciar. Es en ese momento donde nos quedamos sin aliento, sin respiración. El estruendo del hielo al romperse, el impacto de los bloques sobre el agua, la pureza del azul intenso, casi turquesa del hielo, nos conmueve y nos deja atónitos.

CÓMO ESTÁ AFECTANDO EL CAMBIO CLIMÁTICO A LOS GLACIARES

El deshielo del Ártico durante este 2011 ha alcanzo un récord histórico con la menor extensión de hielo registrada desde 1979. Hablar hoy día de la fecha en la que el Ártico quedará libre de hielo es aún una incertidumbre, no hay duda que el deshielo avanza, que cada vez se abren más rutas de navegación y que la capa de hielo es cada vez más delgada y de menor extensión.

La amenaza del deshielo no se cierne únicamente sobre el Ártico. Los glaciares de la tierra también están sufriendo las consecuencias del cambio climático. Según el informe elaborado por la ONU dentro de su programa de conservación del medio ambiente. (PNUMA), los glaciares patagónicos (35m), junto con los de Alaska (25m) son los que mayor masa han ido perdiendo con respecto a los glaciares del Himalaya o los Andes (10m)

El informe dice que muchos glaciares pueden tardar siglos en desaparecer por completo, pero agrega que muchos de los que están a baja altura, glaciares más pequeños, que a menudo son fuentes esenciales de agua en las tierras secas, se están derritiendo mucho más rápido.

“No podemos predecir cuándo los glaciares desaparecerán por completo, seguro que estarán con nosotros por mucho tiempo, pero lo que es un hecho es que están en retroceso”, afirmó el director adjunto del Centro Internacional para el Desarrollo Integral de la Montaña (ICIMOD), Madhav Karki, al presentar el informe durante la cumbre sobre el cambio climático.

El experto no quiso hacer predicciones como las que llevaron al Grupo Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC) de la ONU a afirmar erróneamente que los glaciares del Himalaya desaparecerán para 2050. Además indicó que en cuestión de décadas podría haber problemas graves en el abastecimiento de agua en regiones secas de Asia Central, Perú, Chile y Argentina.

En Argentina, precisamente, acaba de aprobarse una ley de protección de glaciares que, se prevé, tendrá un fuerte impacto sobre la actividad minera en el país, íntimamente ligada a esos ecosistemas.

 

DESCUBRE TODAS NUESTRAS RUTAS POR ARGENTINA